29 agosto , 2019

Los criminólogos madrileños piden al nuevo consejero que reconozca su profesión y la abra a la Oferta de Empleo Público

publicado por CPCM

“Con más criminólogos habrá más prevención, menos delitos y, por tanto, menos presos. Somos rentables para la Administración y valiosos para la sociedad”, asegura el decano del Colegio de la Criminología de Madrid.

Madrid, a 28 de agosto de 2019

El Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid (CPCM) ha felicitado al nuevo consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López López, y le han conminado a que a lo largo de esta legislatura reconozca la labor de los criminólogos en la sociedad, y especialmente en la Administración Pública madrileña, abriendo la Oferta de Empleo Público (OEP) regional a los profesionales criminólogos en multitud de organismos en los que son necesarios.

Cada año se gradúan solo en la Comunidad de Madrid cientos de estudiantes de Criminología, tanto en universidades públicas (financiadas en gran parte con los impuestos de todos los ciudadanos) como en privadas; y tristemente la mayoría no puede ejercer su profesión por la escasez de empleo, a pesar de tratarse de personas muy cualificadas, que necesitaron una nota elevada para poder cursar estos estudios.

Por ello, las administraciones públicas, entre ellas especialmente el Gobierno regional y la Consejería de Justicia e Interior, deben ser aliados y servir de punta de lanza para acabar con esta situación, dando ejemplo de una real y efectiva inserción laboral de los criminólogos en todos los campos públicos en los que son necesarios e imprescindibles y cuyas funciones hasta el momento o están desatendidas u ocupadas por otro tipo de profesionales menos cualificados.

Entre estos campos, desde el Colegio destacamos la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor (ARRMI), cuya función es ejecutar de las medidas adoptadas por los órganos judiciales en aplicación de la legislación sobre responsabilidad penal de los menores a través de los centros de internamientos y programas en medio abierto de reparaciones extrajudiciales, sociolaborales y socioeducativas, entre otros. Una de las facultades de los criminólogos, y quizás la menos conocida, es la articulación de planes de prevención y reinserción de delincuentes, especialmente en menores.

El CPCM considera también imprescindible la inclusión de criminólogos en las Oficinas Judiciales de Atención al Ciudadano, en las Oficinas de Atención a Víctimas del Delito y en los servicios de asistencia y atención integral a las víctimas de violencia de género (Servicio de Orientación Jurídica, 012 y puntos municipales del Observatorio Regional contra la Violencia de Género). Las víctimas necesitan ayuda integral específica y los criminólogos, como victimólogos, disponen de formación y recursos específicos para ello.

En el ámbito de Seguridad, los criminólogos tienen también mucho que aportar dentro de la Agencia de Seguridad y Emergencias de la Comunidad de Madrid, que cuenta con competencias en coordinación de policías locales, prevención de incendios, espectáculos públicos, atención a víctimas del terrorismo y en el Organismo autónomo Madrid 112, donde creemos que es conveniente que, junto a con los otros profesionales policiales y sanitarios, también estén presentes los criminólogos.

Por otro lado, ya denunciamos hace unos meses el acuerdo de la anterior consejera de Justicia y actual viceconsejera Yolanda Ibarrola con algunos sindicatos, en el que se excluía de criminólogos el nuevo Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de la Comunidad de Madrid. Por eso, solicitamos a Enrique López que reconsidere esta situación de discriminación y sume a criminólogos al considerable trabajo del nuevo Instituto.

Como deberían conocer nuestras autoridades, la funciones regladas de los criminólogos, entre muchas otros, son la de asesorar en la elaboración e interpretación de los informes forenses y en redacción de informes propios complementarios para suministrar al juez los elementos criminógenos presentes, las explicaciones criminológicas posibles y el tipo de respuesta aplicable a cada caso. Y es que otra de las áreas fundamentales de nuestra formación es la Medicina Legal.

UNA CUESTIÓN DE VOLUNTAD Y VALENTÍA POLÍTICA

Estos son algunos ejemplos de la importante labor que pueden desempeñar los criminólogos en las instituciones y organismos públicos madrileños, pero hay muchos más. La Criminología es una ciencia multidisciplinar y, por tanto, nuestras funciones son transversales en muchas áreas de la Administración; y no sólo como empleados públicos, sino también como analistas y peritos en muchas situaciones.

“Estamos convencidos de que nuestra labor será útil para que los ciudadanos tengan más libertades, puesto que si hay más criminólogos harán más estudios de prevención y con ello se conseguirá reducir la delincuencia y, por tanto, el número de presos en las cárceles; además de aportar una ayuda eficaz para que los menores infractores no vuelvan a delinquir. De este modo, seremos rentables a la Administración y valiosos a la sociedad”, ha declarado el decano del Colegio, Ángel García Collantes.

Desde el Colegio Profesional de Criminólogos de la Comunidad de Madrid creemos que nuestro reconocimiento laboral en la Administración es cuestión de voluntad y valentía política. Las sociedades modernas reclaman mayor esfuerzo a los Gobiernos en planes de prevención del delito, en la correcta y eficaz reinserción de los menores infractores y de los delincuentes en general en la sociedad, en unos servicios jurídicos ágiles y especializados, y en una ayuda a las víctimas que cuente con profesionales cualificados, entre otras medidas.

Por todo ello, el CPCM desea éxitos al nuevo consejero en sus nuevas responsabilidades, por el bien de todos los madrileños, y se pone a su disposición para los ámbitos antes expuestos y los nuevos retos del futuro. Aprovechamos la ocasión para solicitar una reunión con el nuevo equipo regional en la que se aborden estos temas tan importantes para la Comunidad y sus ciudadanos. Es hora de contar con los criminólogos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *