El listado de Peritos se remite a los Órganos Judiciales, sin que nadie ajeno a la Administración de Justicia pueda tener acceso a los mismos.