Category: Noticia sobre el Colegio

El Colegio participa en el X aniversario del canal Crimen + Investigación

Madrid, 30 de enero de 2021

Con motivo de su X aniversario, el canal de televisión Crimen + Investigación ha organizado esta semana un encuentro virtual que ha reunido a tres profesionales especializados en la investigación criminal desde el ámbito científico, psicológico y policial. Entre los ponentes se encontraban Antonio Alonso Alonso, director nacional del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses; nuestra Susana Laguna, secretaria general del Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid, psicóloga y victimóloga; y Andrés Sotoca, comandante de la Guardia Civil, Jefe de la Sección de Análisis de Comportamiento Delictivo.

En este encuentro, que ha sido moderado por Carolina Godayol, directora general de The History Channel Iberia, se ha analizado los avances y retos pendientes que afrontan los profesionales de la investigación criminal y se han desmontado mitos y creencias creadas por el cine y series sobre su profesión.

La secretaria de nuestro Colegio ha destacado la posibilidad de prevenir delitos en víctimas potenciales si se actúa a tiempo. “Frente al fenómeno de la delincuencia tendemos más a reaccionar que a prevenir. El servicio de atención a víctimas no solo tiene que darse a posteriori de que se haya cometido un delito, tenemos que poder identificar a las víctimas potenciales y que en un momento dado puedan acudir previamente a un servicio en el que se les pueda orientar si pueden estar en riesgo o en peligro”, ha apuntado.

Según ha explicado Laguna, no solo es fundamental la investigación criminal, sino también una adecuada protección a víctimas y testigos. “Hay veces que los tiempos de una investigación no son acordes con los que necesita la víctima para ofrecer ese testimonio fiable y de calidad. Afortunadamente se está avanzando en esos conocimientos. Hay que seguir trabajando en invertir recursos y contar con personal externo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para que les ayuden en este desempeño. Y por eso hay criminólogos expertos en diferentes áreas para extender ese conocimiento y que redunde en el beneficio no solo de las víctimas, sino en todos el sistema penal”, ha expuesto.

La criminóloga ha subrayado la “enorme utilidad” de estos profesionales para la prevención de la delincuencia, con retos por delante como violencia de género, la ciberdelincuencia, el escolar, el fenómeno de las radicalizaciones en prisión, pero también sobre la delincuencia común, que son los delitos que más se producen en España “y también genera víctimas y todas merecen atención”.

“Se pueden mejorar procedimientos previos para que no se produzcan delitos. Actualmente hay más cárceles que servicios de atención a víctimas en España. No pueden ser solo recursos reactivos, sino preventivos para que acudan a ellos víctimas potenciales, que perciban un riesgo, y allí ser atendidos como se merecen. Si los criminólogos pudieran hacer esos trabajos evitaríamos muchos delitos”, ha manifestado.

Laguna también abordó las características de la victimización, el tratamiento de las víctimas y la importancia de iniciar un proceso de recuperación a través de profesionales competentes que les ayudes con sus características individuales de los damnificados por un delito. “En todo caso hay que prestarles esa ayuda y hacer una evaluación individualizada y cubrir desde los servicios públicos todas sus necesidades”, ha aportado.

MÉTODOS PARA ESCLARECER DELITOS

Por su parte, Antonio Alonso, Director Nacional del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, ha explicado que las bases de datos de ADN permiten esclarecer casos en los que no hay un determinado autor, no hay sospechosos o están sin revolver.

“En Europa y en todo el mundo existen más de 100 millones de perfiles en bases de datos forenses públicas. En España en concreto disponemos de 380.000 muestras de referencias de individuos que han sido sospechosos o imputados en alguna ocasión y alrededor de 100.000 muestras obtenidas del cuerpo de la víctima o de la escena del delito. En el cotejo sistemático de estos dos índices cada año se obtienen en España casi 3.000 coincidencias que ayudan a resolver un gran número de casos”, ha señalado.

Por su parte, Andrés Sotoca Plaza, Comandante de la Guardia Civil, Jefe de la Sección de Análisis de comportamiento delictivo, ha explicado como contribuye su unidad al esclarecimiento de casos criminales y de qué pistas o indicios se ayudan para trazar un buen perfil de un posible sospechoso.

“Nuestra sección tiene como principal labor el asesoramiento al investigador, siempre que sea requerido desde la unidad de investigación del caso. La principal técnica que utilizamos es la entrevista para conseguir de los testigos la máxima información posible y de calidad. Actualmente formamos a los investigadores para que las entrevistas sean efectivas y también nos encargamos de aquellas de las víctimas más complejas, como, por ejemplo, menores de 8 años, personas con discapacidad intelectual o delitos especialmente violentos. Asesoramos al investigador sobre la credibilidad del testimonio recogido y en los que casos que no es posible resolver a través de las técnicas de investigación habituales, elaboramos perfiles criminológicos para establecer una hipótesis de las características más probables que puede tener esa persona que se está buscando”, indicó.

Durante el encuentro, también ha habido tiempo para desmontar algunos mitos creados por el cine y series que se asocian al trabajo de forenses, fuerzas de seguridad y psicólogos. En este sentido, Antonio Alonso ha afirmado que habido una evolución; “no solo hay interés por la ficción sino también por el documental y cada vez hay producciones más interesantes que se acercan mucho a el valor de una investigación científica”.

“Desde el ámbito de la ficción todavía hay una serie de mitos que se mantienen y no coinciden con la realidad, cómo la escala del tiempo en la ficción, el superagente forense o la exageración en la infalibilidad de la prueba y en la interpretación de una determinada evidencia que nos lleva a la resolución”, ha añadido.

10 AÑOS SUMANDO PARA RESTAR

Presente a través de los principales operadores en 4,1 millones de hogares en España, Crimen + Investigación ha tratado de aportar en este tiempo a la sociedad “más justicia, más investigación, más conocimiento, conceptos positivos que suman para conseguir una sociedad mejor, con menos violencia, menos delincuencia y menos víctimas”.

“A lo largo de estos 10 años, Crimen + Investigación ha tratado de contribuir a que los espectadores profundicen en el apasionante mundo de la investigación criminal a través de los mejores contenidos especializados en esta temática. A veces el canal nos ha mostrado realidades asombrosas y esperanzadoras y otras nos ha descubierto realidades incomprensibles que como sociedad no podemos dejar que se repitan. Desde Crimen + Investigación sabemos que solo desde la acción podemos cambiar estas realidades y por este motivo continuaremos apoyando a las fuerzas de seguridad, asociaciones o instituciones que defienden estas causas para que juntos podamos ‘sumar para restar’ con el objetivo de construir un mundo mejor”, afirma Carolina Godayol.

Como parte de la conmemoración, el canal estrena a partir del lunes 1 de febrero, a las 23 horas una programación especial con cuatro títulos exclusivos: ‘Generación Columbine’, ‘El horror de la familia Turpin’, ‘Slender Man, el hombre sin rostro’ y ‘El asesinato de Yusuf Hawkins’.

Crimen + Investigación es la marca de referencia en el género de la investigación criminal. El canal está presente en más de 85 países, ha sido traducido a 13 idiomas y llega a más de 61 millones de hogares. Crimen + Investigación se distribuye en España en las principales plataformas de televisión de pago: Movistar+ (78), Vodafone TV (122), Virgin Telco (56), Euskaltel (36), R (29), Telecable (57 tedi) y Cable Local.

Resumen de la Asamblea del CPCM Diciembre de 2020

Madrid, a 26 de diciembre de 2020

La última asamblea del Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid (CPCM) se desarrolló el 12 de diciembre de 2020 de forma telemática y en ella participaron un centenar de colegiados y colegiadas. Varios miembros de la Junta de Gobierno se reunieron, cumpliendo con las medidas antiCovid, para coordinar sus funciones durante este encuentro bianual, que este año tuvo que ser solo anual por la pandemia.

Tras un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus, el decano, Ángel García Collantes, hizo un resumen de las actividades y encuentros realizados por el Colegio este año, con especial dedicación al trabajo para el reconocimiento de la profesión del criminólogo, “aunque esta lucha no es solo de la Junta de Gobierno, sino de todos”. “Cada vez tenemos más presencia en distintos sitios y se reconoce más nuestra labor. Se está trabajando para que cada vez se nos tenga más en cuenta. Por ejemplo, dentro del ámbito de Justicia, para que podamos asistir como peritos”, afirmó.

García Collantes añadió que igualmente ha habido otras reuniones con el mismo propósito y se han abierto otras líneas de trabajo. Miembros del partido Ciudadanos en el Gobierno regional también solicitaron una reunión para ver la manera de incorporar a criminólogos en el asesoramiento de las Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad de Madrid (BESCAM). “En circunstancias normales se podrían haber conseguido cosas distintas, pero debido a la incertidumbre de los tiempos vividos toda esta labor se ha visto entorpecida de manera significativa”, resumió.

El decano también habló de las conversaciones mantenidas con miembros de la Agencia de Seguridad y Emergencias 112 para participar en el Plan de Protección Civil de la Comunidad, conversaciones paralizadas por la pandemia. Por último, Ángel García Collantes animó todos los colegiados a que aporten sus ideas para seguir mejorando el Colegio y se puso a su disposición para atenderlos y recoger sus propuestas.

LAS CUENTAS

El tesorero del Colegio, Pedro Briones, expuso la memoria de actividades de 2019, a disposición de todos los colegiados y colegiadas en la web. Entre otros puntos, desglosó los gastos e ingresos de los dos congresos realizados y detalló los gastos de los servicios ofrecidos a los colegiados, así como los derivados del proceso judicial contra Instituciones Penitenciarias.

Briones destacó que el CPCM sigue sin gastos de personal, es decir, no tiene ningún trabajador a su cargo y toda la labor la realizan de forma altruista algunos miembros de la Junta de Gobierno, con ayuda puntual de varios colegiados y precolegiados. Las cuentas de 2019 fueron aprobados por una inmensa mayoría de los presentes, al igual que la previsión económica para 2021, en las que no habrá una subida de las cuotas de colegiados y se contratarán los servicios de un ‘hosting moodle’ para desarrollar formación ‘on line’, entre otras novedades.

Luego llegó el turno del abogado del Colegio, Vicente García, que recordó el procedimiento seguido por el recurso presentado en abril de 2018 por el CPCM contra Instituciones Penitenciarias por la falta de inclusión de criminólogos en la convocatoria de puestos para esta administración. Así, recordó que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestimó la demanda este mismo año apuntando que la Criminología “no era una ciencia jurídica, sino del comportamiento”.

El Colegio interpuso un recurso de casación ante el Tribunal Supremo alegando, entre otros motivos, que los psicólogos también son ciencias del comportamiento y se incluyen en las oposiciones a las cárceles españoles. A pesar de que no es muy fácil que el Alto Tribunal acepte una casación de este tipo, en nuestro caso el recurso sí ha sido aceptado a trámite y se ha requerido información al respecto. El letrado no espera noticias de dicho recurso hasta abril de 2021.  

Adicionalmente, García informó de que se han abierto expedientes disciplinarios contra algunos colegiados. Aseguró que la normativa de los estatutos es “muy laxa” y por ello se ha encargado la elaboración de un borrador de un procedimiento sancionador básico con todas las garantías. Ha habido también consultas de colegiados, aunque no tantas como le gustaría al abogado del CPCM, por lo que se puso a disposición de los colegiados para cualquier cuestión que puedan necesitar. La Junta de Gobierno publicará el borrador de este régimen disciplinario para recoger alegaciones.

asambleaWeb2 Resumen de la Asamblea del CPCM Diciembre de 2020

MEMORIA DE ACTIVIDADES Y FORMACIÓN PARA 2021

El vicesecretario del Colegio, Ramón Chippirrás, hizo un resumen de la memoria de actividades de 2019, en la que destacó el trabajo para seguir dando a conocer la Criminología a nivel regional y nacional y favorecer la creación de empleo, tanto en el ámbito público como privado. También recordó que el año pasado renunció a su cargo el ya exvicedecano José Villena, que fue sustituido por Beatriz de Velasco. Hubo 27 consultas en la Vocalía de Guardia, la mayoría relacionadas con los grupos de trabajo, información sobre cuotas, formación, servicios jurídicos, seguro de responsabilidad civil y sobre el servicio de bolsa de peritos, entre otros.

Sobre este y demás asuntos plantearon preguntas los asistentes a la Asamblea. Así, los miembros de la Junta indicaron que ningún colegiado ha sido llamado de la bolsa para realizar peritajes, por lo que se comprometieron a insistir al Tribunal Superior de Justicia de Madrid para dé a conocer el peritaje criminológico.

También informaron de que las plazas laborales lanzadas por el CPCM han sido cubiertas por los colegiados, aunque algunas entidades han manifestado la falta de cualificación específica para algunas plazas solicitadas. Otros colegiados también intervinieron mencionando la importancia de las labores del criminólogo en distintos ámbitos y lo necesario de su inclusión, a lo que el decano corroboró y manifiesto el trabajo que la Junta está haciendo.

En la misma línea, la secretaria del Colegio de la Criminología de Madrid, Susana Laguna, agradeció el esfuerzo y entusiasmo de los colegiados y insistió en que el objetivo fundamental de la Junta es “ir llamando puerta por puerta e ir donde haga falta”. Destacó la importancia de que todos vayamos de la mano para conseguir el fin común y por ello desde unos meses, a iniciativa del CPCM, comenzaron unos encuentros virtuales entre otros Colegios y entidades de Criminología de España para remar juntos y sumar en objetivos nacionales.

Debido al gran número de propuestas de los colegiados sobre formación, Laguna anunció que a través de un aula virtual se comenzarán a dar cursos y talleres en 2021, pidiendo colaboración a los grupos de trabajo para montarlos. Algunos asistentes a la Asamblea solicitaron que el primero de ellos se dedique al Informe Criminológico. Asimismo, pidieron que haya una lista de peritos criminológicos accesible en la web para particulares que quieran requerir sus servicios, como se ha hecho ya. Igualmente, se plantea un listado para que los medios puedan contactar con criminológicos especializados en el tema en cuestión y que se vuelvan a realizar congresos.

PREGUNTAS Y OTRAS CUESTIONES DE LOS COLEGIADOS

Después de las diferentes exposiciones de los miembros de la Junta de Gobierno, se abrió un nuevo turno de preguntas de los asistentes a la Asamblea. Se planteó la posibilidad de incluir ofertas de empleo más allá del Colegio para que de manera rápida puedan llegar a los colegiados. Jordi Delgado y Patricia Martín se ofrecieron para colaborar con esta gestión. También se pidió lograr un epígrafe educativo propio para el criminólogo, sobre lo que el decano destacó que es un trabajo que lleva haciendo la Junta desde el principio.

Otros colegiados propusieron la elaboración de un convenio con instituciones para que oferten prácticas para estudiantes, pero García Collantes recordó que ello no es competencia del Colegio, sino de las universidades. También se sugirió la elaboración de un área para compartir los documentos, al igual que la elaboración de un reglamento interno para la Junta, algo que se prometió estudiar.

A continuación, participó la colegiada Paz Velasco, quien se ofreció a trasladar las ofertas de docencia que le llegan de la universidad VIU. También intervino el vocal del Colegio Silvestre, director de los grupos de trabajo, que anunció que dejaría estas funciones en 2021 y que desde ahora coordinará nuevas propuestas sobre la bolsa de empleo. La vocal Marta de la Fuente será la nueva directora de los grupos de trabajo, por lo que atendió las propuestas de colegiados de ampliarlos y de la posibilidad de ofrecer formación desde los mismos.

Por su parte, el colegiado Miguel Peña tomó la palabra para ponerse a disposición de la Junta para lo que pueda necesitar y poder aportar con nuevas propuestas de inclusión. Asimismo, Tatiana Rosa planteó la necesidad de realizar un taller sobre el informe criminológico. Por su parte, Patricia Martín elevó varias cuestiones sobre al acta anterior, que fue aprobada por amplia mayoría de la asamblea al inicio de la misma.

En respuesta, el tesorero del Colegio recordó que hace un año se informó de la posibilidad de cesión de un local por parte de la Comunidad de Madrid, pero que finalmente se ha descartado el proyecto, tras su estudio, por su elevado coste y porque supondría hipotecar el presupuesto de este Colegio para el futuro, con posteriores juntas. No obstante, la vicetesorera Patricia González informó de que está llevando a cabo esta labor de conseguir financiación para proyectos del Colegio.

Sobre las conversaciones del CPCM con las entidades católicas en temas de pederastia y pedofilia, el decano señaló que se murió el obispo de Astorga, que era el encargado de estos asuntos y que, tras la pandemia, están a la espera de retomar el tema. Por último, respecto a las reuniones con otras entidades y colegios de Criminología de España, la Junta abogó por seguir las conversaciones y uniones, pero siempre actuando en defensa de los intereses de los colegiados madrileños en caso de no llegar a consensos.

Mensaje de gratitud y esperanza del CPCM a sus colegiados

Apreciados compañeros:

En un año marcado por la distancia y el desasosiego, la Junta de Gobierno del Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid quiere estar más cerca de vosotros que nunca.

No es posible negar que el abordaje de los objetivos que nos habíamos propuesto para este año 2020 se ha visto, de manera inevitable, salpicado por la pandemia, pero lo que podemos asegurar es que no ha mermado ni un ápice el afán de cada uno de nosotros por seguir perseverando en ellos a pesar de estas difíciles circunstancias.Si algo nos ha enseñado nuestra actividad es que los claroscuros forman parte del camino de la superación profesional de los criminólogos. Los varapalos nos acompañan, sí, pero no nos conducen ni a la resignación ni a la rendición, por ello queremos trasladaros un mensaje de gratitud y de esperanza.

Gracias por vuestra confianza en la gestión, que de la mejor manera posible, tratamos de llevar a cabo día a día, y que se ve reflejada en el apoyo prácticamente unánime a la misma en cada una de las Asambleas anuales celebradas hasta el momento.

Como dijera Julio Cortázar, “La esperanza le pertenece a la vida, es la vida mismadefendiéndose.”, y así seguiremos, defendiendo en vuestro nombre esta bella profesión y protegiendo a cada uno de los criminólogos y criminólogas que, en su derecho,deseen legítimamente ejercerla.

Contaremos con todos pero no esperaremos a nadie. Lleváis demasiado tiempo aguardando. Obraremos con respeto y firmeza, como hasta ahora lo hemos hecho, al lado de los que con integridad y desinteresadamente quieran hacer profesión y en frente de aquellos que ansíen otro rédito. Nos lo debemos, os lo debemos.

Por último, queremos enviaros nuestro deseo de salud y prosperidad para vosotros y vuestras familias durante el próximo año 2021, y nuestro ánimo y afecto a todos aquellos que, por diferentes motivos, sintáis en estas fechas tan señaladas la ausencia de seres queridos.

Un cariñoso abrazo.

Junta de Gobierno del CPCM

2020 Mensaje de gratitud y esperanza del CPCM a sus colegiados

Reabierto el recurso del Colegio contra Instituciones Penitenciarias por no convocar oposiciones para criminólogos

Madrid, a 21 de noviembre de 2020

La Sección Séptima de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha reabierto el recurso que presentamos en 2018 desde el Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid (CPCM) contra el Ministerio del Interior por la convocatoria de oposiciones de abril de ese año para el Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias (IIPP) de España, en la que de nuevo se excluía a los profesionales criminólogos en este Cuerpo de la Administración estatal, en el que desde hace décadas solo entran graduados de Derecho y Psicología.

Hace ya dos años y medio articulamos un recurso bien motivado, en el que expusimos al Alto Tribunal madrileño la necesidad de que IIPP actualice y modernice su funcionamiento, con la apertura a profesionales de nuevos campos de estudio especializado. Nuestro objetivo no es excluir a juristas ni psicólogos –pese las zancadillas recibidas por otros profesionales hermanos–, sino que accedan también otros expertos en prisiones y reinserción como criminólogos o trabajadores sociales, por ejemplo, tal y como marca la Constitución Española.

Además, recordamos en el recurso que los criminólogos y las criminólogas ya estuvieron presentes en las cárceles españolas durante buena parte del siglo XX, hasta que fueron excluidos en los años 80. No es baladí reseñar que, según terminología del artículo 281 del Real Decreto 1201/1981, de 8 de Mayo, por el que se aprobó el Reglamento Penitenciario, los funcionarios tenían la categoría de juristas-criminólogos.

En el auto judicial, conocido esta primavera, el TSJM admite que en 2003 fue creada la titulación de Criminología en España y que gran parte de las asignaturas y currículo de la antigua Licenciatura y el actual Grado se adecuan a las materias exigidas en dichas convocatorias de empleo público. Reconoce las “serias dudas de derecho que la cuestión analizada planteaba” pero que el Ministerio es quien tiene potestad para designar quién puede entrar en IIPP, por lo que termina fallando en contra de los criminólogos.

Pero la Junta de Gobierno del CPCM recurrió esta decisión, que ha sido admitida por la Sección Séptima de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM, que ha acordado recibir a prueba este procedimiento, algo que ocurre en pocas ocasiones, y ha admitido una serie de pruebas documentales.

UN DILATADO PROCESO JUDICIAL

Este Colegio ha informado desde el primer momento en asambleas y notas informativas de los avatares judiciales y de todo el dilatado y complejo proceso judicial a los colegiados y a los colegiadas, y a los criminólogos en general. Una batalla en el campo judicial que no ha excluido otras iniciativas en el ámbito institucional y político que hemos emprendido y seguimos emprendiendo, con reuniones y foros, para lograr el mismo objetivo.

Desde el nacimiento del CPCM, la Junta de Gobierno tomó la determinación de luchar de forma proactiva para que la profesión tuviera un reconocimiento en todos los ámbitos profesionales que corresponden por su currículum a sus licenciados y graduados, olvidados por la sociedad y la administración. Y no nos equivocamos.

Precisamente sabemos que las instituciones públicas son fundamentales para lograr hacernos un hueco laboral en la sociedad española, más allá de la Docencia. Y un símbolo de nuestra discriminación son, año tras año, las convocatorias de ofertas de empleo público para trabajar en las cárceles, donde la sabiduría, investigación y experiencia criminológica tenía que ser obligatoria en un estado moderno del siglo XXI.

Abrir un pequeño agujero en el muro de hormigón forjado durante décadas por los poderes fácticos visibilizaría el buen hacer de los criminólogos y criminólogas y allanaría el camino hacia metas más importantes. Ahora sabemos que estamos más cerca de conseguirlo.

 

Día de la Profesiones 2020. Objetivo: reactivación económica y social

Madrid, a 24 de octubre de 2020

 

Profesionales madrileños debatirán de forma telemática sobre el papel que tienen en la reactivación económica y social de la región ante la crisis del coronavirus teniendo en cuenta los últimos datos recogidos en según el estudio ‘Impacto económico de la Actividad de los Profesionales en la Comunidad de Madrid’ que desgrana que este colectivo aporta con su actividad económica más del 23 por ciento del PIB de la Comunidad de Madrid y casi un 5% del PIB nacional.

Lo harán este martes, 27 de octubre, coincidiendo con la celebración del IV Día de las Profesiones, una jornada cuyo objetivo es servir de punto de encuentro e información de las profesiones madrileñas y los colegios profesionales con los estudiantes y la ciudadanía en general.

La Unión Interprofesional de la Comunidad de Madrid (UICM) y sus colegios profesionales de los sectores científico, docente, económico, jurídico, sanitario, social y técnico, organizan por cuarto año consecutivo esta jornada, que por primera vez se podrá seguir por streaming a través de su página web, para que la ciudadanía pueda conocer de primera mano la esencia de las profesiones colegiadas, la tarea que realizan los colegios y la función social que desempeñan en beneficio de la sociedad.

En concreto, se podrá acceder de forma virtual a diferentes stands de 30 colegios profesionales, que se pondrán a disposición de los asistentes para resolver cualquier duda que éstos tengan acerca de cada una de las profesiones, así como para informar de los diferentes servicios que prestan a la sociedad. Además, el público tendrá la oportunidad de acceder a charlas e información sobre cuestiones de plena actualidad -este año con especial interés a la pandemia-.

Nuestro Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid ha participado en la organización y promoción de este evento, por segundo año consecutivo. Además, el vocal responsable de Comunicación del Colegio, Julio de la Fuente Blanco, moderará una de las mesas redondas, concretamente la que tratará las consecuencia de la pandemia entre la ciudadanía.

El encuentro será inaugurado por José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid; José María Alonso Puig, presidente de Unión Interprofesional de la Comunidad de Madrid y decano del Colegio de Abogados de Madrid; y Pedro Antonio Alonso Miguel, actual decano del Colegio de Arquitectos. La clausura correrá a cargo de Enrique López, consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid; del presidente de UICM y del decano del Colegio de Arquitectos de Madrid.

 

Más información, programa y acceso al evento en: https://www.diaprofesionesuicm.es/

Nota aclaratoria sobre el reciente comunicado de la denominada ‘Comisión Intercolegial’

     Madrid, 2 de agosto de 2020

 

Con ocasión del reciente comunicado emitido por la denominada ‘Comisión Intercolegial’ sobre la fructífera reunión mantenida en julio entre diferentes colegios y asociaciones de Criminología de España para dar un impulso a nuestra profesión, desconociendo si dicho comunicado ha sido elaborado de manera consensuada o unilateral por parte del Ilustre Colegio de Criminólogos del Principado Asturias, el Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid (CPCM) tiene la obligación de aclarar una serie de cuestiones.

 

En primer lugar, aclaramos que el Colegio de Asturias fue invitado y no contestó a pesar de verificar personalmente desde la Vicesecretaria del CPCM que había recibido la citada invitación. En relación al Colegio valenciano, consideramos que el clima de inestabilidad, incertidumbre y falta de acuerdo que está viviendo a raíz de los distintos procedimientos judiciales abiertos impedían representar como debiera a la Criminología valenciana y a sus colegiados.

 

En cuanto a la invitación a la propia ‘Comisión Intercolegial’ entendemos que no procede en tanto en cuanto sus miembros fueron invitados de manera individual. No obstante, desde el Colegio Profesional de la Criminología madrileña que nos complacería la presencia del Colegio asturiano en el próximo encuentro y que el Colegio de Valencia logre solucionar sus problemas internos por el bien de toda la Criminología y de sus colegiados. Llegado el caso, igualmente vemos necesaria su presencia.

 

Por último, queremos dar las gracias por la confianza depositada durante este tiempo en nuestro colegio, también en esta última iniciativa lanzada con el objetivo de impulsar el reconocimiento profesional de los criminólogos y criminólogas de toda España, y a los casi 400 colegiados y precolegiados que refuerzan nuestro compromiso y trabajo diarios. Seguiremos damos pasos en este camino, apoyando la unidad de las diferentes entidades criminológicas.

Colegios Profesionales de la Criminología y Asociaciones Profesionales y Universitarias acuerdan trabajar juntos para lograr el reconocimiento laboral de los criminólogos

Madrid a 29 de julio de 2020

Representantes de Colegios Profesionales de la Criminología y Asociaciones Profesionales y Universitarias mantuvieron hace unos días una reunión virtual en la que acordaron dejar atrás las rencillas pasadas y poner las bases para trabajar juntos y unidos para lograr el reconocimiento laboral de los criminólogos españoles y la importancia de contar con estos profesionales cualificados en la Administración pública, empresa privada y en la sociedad en general.

Al encuentro acudieron representantes del Colegio Profesional de la Criminología dela Comunidad de Madrid (CPCM), el Col·legi de Criminòlegs de Catalunya, la Asociación Andaluza de Criminólogos, la Asociación Profesional de Criminología de la Comunidad Valenciana, la Asociación de Profesionales y Estudiantes de Criminología del País Vasco, la Sociedad Interuniversitaria de Estudiantes de Criminología y la Sociedad Estudiantil Criminológica de la Universidad de Salamanca. También fueron invitados el Colegio Profesional de Criminología de la Región de Murcia, que a través de su vicedecana excuso su ausencia por coincidencia con reunión de su Junta, el Ilustre Colegio de Criminólogos del Principado de Asturias y, la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses (esta última se adherirá en futuras convocatorias)

El decano del Colegio madrileño, Ángel García Collantes, trató sobre la necesidad de aunar esfuerzos y constituir un frente común entre todos, explicando los pasos que han dado desde la institución que dirige durante estos dos años en todas las Administraciones y puertas posibles. Para ello, planteó la posibilidad de una nueva reunión para septiembre y la puesta en marcha de distintos grupos de trabajo para recabar ideas que sirvan detracción común para nuestras reivindicaciones.

En la misma línea, el decano del Colegio catalán, Daniel Limones, trasmitió la necesidad de estar todos unidos y, como Collantes, la urgencia de que la Criminología tenga un área de conocimiento propio. Con argumentos claros, defendió la necesidad de una Ley que defienda las competencias del criminólogo, citando el ejemplo de Portugal.

Limones también apostó por retomar la idea de una vía Intercolegial con presencia de todos los colegios y entidades criminológicas del país y expuso su punto de vista sobre la causa judicial ante las supuestas irregularidades en los grados de Criminología concedidos por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) a inspectores de la Policía Nacional, pidiendo al CPCM que abandere esa causa con la unión posterior del Colegio de Cataluña.

Por otro lado, la presidenta de la asociación andaluza, María Contreras, expuso el recelo en el pasado ante la presentación del recurso judicial interpuesto por el Colegio de Madrid contra Instituciones Penitenciarias por la enésima exclusión de los criminólogos en las pruebas de oposiciones a las cárceles españolas. Además, abogó por la necesidad futura de ir todos juntos en estas causas y apoyarse entre sí.

Contreras además incidió en la necesidad de visualizar y hacer pedagogía en la sociedad de lo que es la Criminología, así como la creación de diversos grupos de trabajo para dar propuestas concretas. Expuso como prioritario, que haya un reconocimiento institucional de las competencias profesionales del criminólogo para el desarrollo futuro de una profesión reglada e implicar a los estudiantes y profesionales en este objetivo, palabras que fueron respaldadas por la secretaria general del Colegio madrileño, Susana Laguna,quien ve necesario trasladar a la sociedad quiénes somos y lo que podemos hacer por ella,así como buscar un gran respaldo para organizar una manifestación reivindicativa del profesional criminólogo.

Por su parte, la presidenta de la Asociación Profesional de Criminología de la Comunidad Valenciana, Amparo Peris, dio su punto de vista contrario a la Comisión Intercolegial y habló de los problemas actuales en la Criminología. En otro orden de cosas, destacó el papel de la bolsa de peritos que su entidad mantiene abierta en la Comunidad Valenciana y abogó, como el resto, por la unidad de acción e ir todos juntos de la mano para luchar por el futuro de los criminólogos españoles.

Juan Ángel Anta, tesorero de la asociación vasca, expuso la dificultad para poner en marcha la creación del Colegio Profesional de la Criminología en Euskadi, la necesidad de luchar por esa área de conocimiento propio y la importancia de la colegiación para determinadas funciones como las periciales, que deben realizarlas criminólogos y evitar así el intrusismo profesional que hay en el sector. Además, aseguró que existe un claro espacio para nuestros profesionales en el ámbito de la justicia juvenil y el sector educativo. Con todos estos retos, deseó que estas reuniones tengan continuidad para ir“todos a una”.

Asimismo, la presidenta de la Sociedad Interuniversitaria, Adela Erades, criticó la falta de unión alrededor de la Criminología y la falta de entendimiento en el sector. Constató las ganas de trabajar pero cree que no se hace todo lo posible y echa en falta motivación.Consideró que es momento de pensar en conjunto y dejar luchas pasadas y unirse.

Nazaret Blanco, presidenta de la Sociedad Estudiantil Criminológica de la Universidad de Salamanca, habló de la necesidad de implicar a los estudiantes en la lucha por ese puesto que merece el criminólogo en la sociedad.

También participó en la reunión virtual el vicesecretario general del CPCM, Ramón Chippirrás, quien resaltó la necesidad de buscar el área de conocimiento propio en Educación y la necesidad de catalogación de la profesión del criminólogo en la Función Pública, además de unir fuerzas entre todos. Por último, el vocal del Colegio madrileño,Silvestre Cabezas, apostó por realizar una buena campaña de márketing para trasladar ala sociedad la importancia de los criminólogos y de lo que puedan aportar en muchos aspectos, entre otras cuestiones.

Todas las entidades acordaron volver a reunirse en septiembre y establecer distintos grupos de trabajo, así como intentar incorporar al resto de Colegios Profesionales.

El TSJM rechaza el recurso del Colegio para que los criminólogos vuelvan a optar a oposiciones en Instituciones Penitenciarias

El CPCM recurrirá el fallo por “inconsistente y contradictorio”.

Madrid, a 16 de junio de 2020

 

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha rechazado el recurso que el Colegio Profesional de Criminólogos de la Comunidad de Madrid (CPCM) interpuso en 2018 contra la convocatoria de oposiciones de abril de ese año para el Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias (IIPP) de España, en la que de nuevo se excluía a los profesionales criminólogos en este Cuerpo de la Administración estatal, en el que desde hace décadas solo entran graduados de Derecho y Psicología.

Este Colegio ha informado desde el primer momento en asambleas y notas informativas de los avatares judiciales y de todo el dilatado y complejo proceso judicial a los colegiados y a los colegiadas, y a los criminólogos en general. Desde el nacimiento del CPCM, la Junta de Gobierno tomó la determinación de luchar de forma proactiva para que la profesión tuviera un reconocimiento en todos los ámbitos profesionales que corresponden por su currículum a sus licenciados y graduados, olvidados por la sociedad y la administración. Y no nos equivocamos.

Precisamente sabemos que las instituciones públicas son fundamentales para lograr hacernos un hueco laboral en la sociedad española, más allá de la Docencia. Y un símbolo de nuestra discriminación son, año tras año, las convocatorias de ofertas de empleo público para trabajar en las cárceles, donde la sabiduría, investigación y experiencia criminológica tenía que ser obligatoria en un estado moderno del siglo XXI. Abrir un pequeño agujero en el muro de hormigón forjado durante décadas por los poderes fácticos visibilizaría el buen hacer de los criminólogos y criminólogas y allanaría el camino hacia metas más importantes.

Así, articulamos un recurso bien motivado, en el que expusimos al Alto Tribunal madrileño la necesidad de que IIPP actualice y modernice su funcionamiento, con la apertura a profesionales de nuevos campos de estudio especializado. Nuestro objetivo no es excluir a juristas ni psicológos, a pesar de las zancadillas recibidas, sino que accedan otros profesionales expertos en prisiones y reinserción como criminólogos o trabajadores sociales, por ejemplo, tal y como marca la Constitución Española.

Además, hay que tener en cuenta que los criminólogos y las criminólogas ya estuvieron presentes en las cárceles españolas durante buena parte del siglo XX, hasta que fueron excluidos en los años 80. No es baladí recordar que, según terminología del artículo 281 del Real Decreto 1201/1981, de 8 de Mayo, por el que se aprobó el Reglamento Penitenciario, los funcionarios tenían la categoría de juristas-criminólogos.

El TSJM admite que en 2003 fue creada la titulación de Criminología en España y que gran parte de las asignaturas y currículo de la antigua Licenciatura y el actual Grado se adecuan a las materias exigidas en dichas convocatorias de empleo público. Además, reconoce las “serias dudas de derecho que la cuestión analizada planteaba” para fallar en contra de los criminólogos, y por ello no le impone ningún tipo de costas al Colegio.

 

MOTIVACIÓN

La Sección Séptima de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM, presidida por la magistrada María Jesús Muriel, ha rechazado todos nuestros argumentos y, en cambio, avala los planteados por la Abogacía del Estado, que solicitó en primera instancia el recurso del CPCM, sin conseguirlo.

Durante las diligencias efectuadas, la Abogacía esgrimió, y así fue avalado por los magistrados sin mayor apunte ni reproche, que “forma parte de la potestad de autoorganización de la Administración tanto la determinación, dentro del marco que configura el ordenamiento jurídico en vigor, de los perfiles, titulación y formación necesarios para la cobertura de las plazas que se ofertan en los distintos Cuerpos de Funcionarios que la integran y que la Criminología no puede calificarse como una disciplina científica perteneciente al área jurídica”.

Eso a pesar de que los estudios de Derecho permitían acceder a su Segundo grado de Criminología en anteriores planes de estudio; que en la actualidad haya dobles grado en Derecho y Criminología; que nuestros estudios estén referidos en el área jurídica o en la Facultad de Derecho de la mayoría de las universidades; y que una buena parte de los créditos de los grados de Criminología sean jurídicos o relacionados con esas ciencias, punto que también reconoce el TSJM en la sentencia.

“Resulta extremadamente dudoso que se pueda considerar a la Criminología como una parte de las Ciencias Jurídicas, o a los poseedores del Título de Licenciado y/o Grado en Criminología como profesionales del área de la especialidad ‘jurídica’, ya que mayoritariamente las enseñanzas que componen el currículo de dicha carrera pertenecen al área de las ‘Ciencias del Comportamiento’”, arguyen los magistrados.

La Criminología, como ciencia multidisciplinar, engloba parte de las ciencias del comportamiento, por supuesto; pero también del área jurídica, psicológica y de medicina legal, entre otras. Ello no puede servir de excusa para excluir y discriminar a sus profesionales cuando, como es el caso, las asignaturas que conforman actualmente el Grado de Criminología “puedan coincidir, y de hecho coinciden” con la práctica totalidad del temario de la convocatoria objeto de recurso, como reconoce textualmente el propio TSJM en su fallo.

Sin embargo, a renglón seguido, asevera paradójicamente que el Título de Licenciado o Graduado en Criminología “no es la titulación adecuada a las tareas a realizar” en el puesto de jurista-criminólogo para el Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias, siendo la de Derecho la “idónea y la adecuada por su contenido fundacional”; por lo que la Administración “no incurre en arbitrariedad” al discriminar a los criminólogos, pues hace uso de su “potestad autoorganizativa para exigir una concreta titulación”.

 

RECURRIMOS

Ante todo ello, el Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid recurrirá por “inconsistente y contradictora” este sentencia ante el Tribunal Supremo. Al mismo tiempo, tras el parón del estado de alarma, retomaremos los contactos con Instituciones Penitenciarias, cuyo secretario general, Ángel Luis Ortiz, manifestó que el ámbito penitenciario es “el lugar natural del criminólogo”. Son dos caminos, no incompatibles entre sí, que seguiremos transitando.

Somos optimistas. Recientemente, la Generalitat de Cataluña, en el marco de sus competencias, ha incluido la Criminología como uno de los grados para acceder a alguna plaza de la administración de Justicia autonómica. En otros países de nuestro entorno es una realidad desde hace muchos años.

 

Comunicado del CPCM sobre la exclusión de criminólogos/as en las becas del Observatorio de Violencia sobre la Mujer

Madrid, a 9 de junio de 2020

El Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid (CPCM) ha mostrado su indignación ante la convocatoria de cuatro becas de formación en el Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer, lanzadas por la Secretaría de Estado de Igualdad y Contra la Violencia de Género, en la que se excluye de nuevo a los criminólogos y criminólogas a pesar de su formación más que cualificada sobre esta materia.

Una vez más, nos sentimos ninguneados por las administraciones, las mismas que forman cada año a cientos de alumnos de Criminología en las universidades públicas, pero que dejan fuera a nuestros profesionales en Instituciones Penitenciarias y otras oposiciones, organismos y entidades públicas. Tal y como recuerda la Sociedad Interurniversitaria de Estudiantes de Criminología (SIEC) en un comunicado que respaldamos, la Criminología es una enseñanza reglada desde 2006, por lo que efectivamente nuestra exclusión es “un sinsentido”.

Ahora, también nos dejan fuera de las becas de formación de licenciados sobre violencia de género, cuando cumplimos sobradamente lo requisitos específicos que solicitan a otros graduados como sociólogos, antropológos, politólogos, juristas o periodistas. Requieren conocimientos “en materia de igualdad de trato entre mujeres y hombres y violencia contra la mujer” o sobre el “marco conceptual de la violencia de género y “asesoramiento jurídico” en la materia, algo incluido más en los planes de estudio en Criminología que en algunos de los otros títulos.

Por todo ello, y con la firme intención de acabar con este desconocimiento y discriminación hacia nuestra profesión, el decano del CPCM, Ángel García Collantes, se puso este lunes en contacto con la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, para mostrar nuestra queja, además de concertar una próxima reunión para plantearle propuestas de apoyo criminológico en materia de violencia de género y modificaciones legales y administrativas sobre delitos de odio. En el mismo sentido, el decano comunicará próximamente con la secretaria de Estado de Igualdad, Noelia Vera.

 

 

El CPCM ‘rompe’ temporalmente su logo para concienciar sobre el distanciamiento social

Madrid, a 16 de mayo de 2020

El Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid (CPCM) ha aprobado la modificación temporal de su logotipo e imagen corporativa con el objeto de concienciar a la población de la importancia de las medidas de protección y distanciamiento social para evitar la propagación del coronavirus y, poder así, ir recuperando poco a poco la normalidad.

En la última Junta de Gobierno, los miembros del Colegio aprobaron esta medida, un gesto y signo más de la implicación de esta institución en la crisis del coronavirus desde el principio. Así, el cambio le logotipo consiste simplemente en la separación temporal de las dos letras ‘p’ y ‘m’, las dos únicas que están unidas en nuestro anagrama. Una creación de la reputada diseñadora gráfica María José Mateo Torres.

Con este gesto nos sumamos a la iniciativa lanzada por marcas, empresas e instituciones para pedir responsabilidad a la población en la lucha contra la pandemia. De esta forma, decenas de marcas y entidades han aumentando la distancia entre sus letras en sus logotipos o imágenes, para resaltar y crear conciencia sobre la importancia de que nuestras interacciones con otras personas se hagan dejando un mayor espacio físico.

Marcas conocidas nacionales e internacionales como Coca-Cola, Telefónica, Zara, Desigual, Audi, Mercedes-Benz y Volkswagen ya lo han hecho, y también algunos gobiernos como el chileno o entidades como la Cámara de Comercio de La Coruña. Ahora, el CPPM se convierte en el primer colegio profesional de España que se adhiere a esta campaña de concienciación.

 

A DISPOSICIÓN DE LOS GOBIERNOS Y DE LA CIUDADANÍA

Desde hace dos meses, el Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid ha respaldado e insistido en las recomendaciones de higiene, salud y movilidad marcadas por las autoridades científicas y sanitarias y apelado al efectivo cumplimiento de las órdenes decretadas por las entidades gubernativas. Y es que los criminólogos y criminólogas, especializados en situaciones de crisis, conocemos muy bien la importancia de seguir los protocolos marcados en caso de emergencia, de hacer caso omiso a bulos y situaciones de histeria, y el objetivo de trabajar en coordinación y unidad de acción entre todos los efectivos.

Tras la aprobación del decreto de estado de alarma, esta Institución colegial se ha puesto y se sigue poniendo a disposición de las diferentes administraciones en la lucha contra la pandemia y la crisis económica y social que ya está provocando y que previsiblemente será mayor en el futuro, también desde el punto de vista de aumento de delincuencia, tal y como han advertido ya las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Una vez más reiteramos la absoluta necesidad de incorporación de expertos criminólogos en gabinetes de crisis de administraciones y también dentro de los Cuerpos de Seguridad, ya que nuestros profesionales pueden aportar mucho conocimiento en la materia y también en labor preventiva. En ese difícil camino, recientemente firmamos las bases para colaborar en la formación del Plan de Protección Civil en atentados terroristas de la Comunidad de Madrid. No comprometemos, en esa línea, a seguir dando los pasos oportunos para incorporar a los criminólogos en las labores de seguridad, prevención y tratamiento de víctimas para los que están preparados, también en situaciones como las presentes.

 

logoColegioRoto El CPCM 'rompe' temporalmente su logo para concienciar sobre el distanciamiento social