Sobre el Colegio

¿Qué es un colegio profesional?

Un colegio profesional es una corporación de derecho público. Eso quiere decir que es una institución peculiar, porque por su naturaleza ejerce funciones público-privadas. Al constituirse como tales, los colegios profesionales se sitúan entre la Administración, los/as colegiados/as y los /as clientes/as, usuarios/as y pacientes, las entidades sociales y las empresas.

 

¿Para qué sirven los colegios profesionales?

Los colegios profesionales fueron creados por los poderes públicos para llevar a cabo un control independiente e imparcial de la actividad profesional que permita a la ciudadanía ejercer sus derechos con plenas garantías.

En aquellas profesiones cuya actividad afecta de forma directa a la salud y seguridad de las personas físicas, así como a sus derechos respecto a los servicios de interés general, al patrimonio y la preservación del medio ambiente, se necesita un sistema regulatorio que garantice preventivamente el cumplimiento de estos derechos.

Para lograrlo, todos/as los/as profesionales que ejercen en esos ámbitos han de estar sujetos/as a un mínimo de requisitos para garantizar la más alta calidad de los servicios profesionales.

Si los/as profesionales no estuviesen sujetos/as a estas normas podría afectar negativamente a los/as usuarios/as de sus servicios que no verían suficientemente amparados sus derechos, tanto los referidos a las prestaciones como al comportamiento ético del/de la profesional, y en particular en la aplicación de su criterio profesional o facultativo sin imposición del/de la empleador/a.

1.- ACTUAR CON INDEPENDENCIA E IMPARCIALIDAD

2.- GARANTIZAR LA CALIDAD DE LOS SERVICIOS PRESTADOS

3.- VELAR POR LOS DERECHOS DE LOS/AS USUARIOS/AS DE LOS SERVICIOS

 

¿Es obligatorio colegiarse para ejercer?

Para el ámbito territorial correspondiente al Estado, la colegiación es obligatoria, por imperativo de la Ley 2/1974 de Colegios Profesionales (Art. 3.2.).

En los últimos años se han experimentado importantes variaciones en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y de los Tribunales de lo Contencioso Administrativo. La regla general es la colegiación obligatoria y única para el ejercicio de la profesión, a tenor de la norma citada que se halla plenamente vigente.

La colegiación es obligatoria para aquellos/as profesionales que, aun trabajando para una administración pública, desempeñen también actividad profesional privada aunque sea de forma esporádica. El Colegio de Criminólogos puede ser el garante de sus derechos profesionales justamente frente a las administraciones para las que trabajan.

Recientemente, varias Sentencias del Tribunal Constitucional han declarado inconstitucional la regulación de la colegiación de los funcionarios realizada por dichas Leyes autonómicas. En realidad el Alto Tribunal considera que la materia de la colegiación sólo podrá ser regulada por Ley estatal.

Es notable la incidencia de la intervención profesional en el interés general y particularmente en los derechos fundamentales de las personas. La naturaleza de las funciones desarrolladas implican un grado de “injerencia” en aspectos relativos a la intimidad, privacidad y vulnerabilidad de los colectivos con los que trabajamos que exigen un razonable control profesional del ejercicio que puede ser procurado mejor desde los Colegios Profesionales.

 

¿Qué ofrecen los colegios profesionales a sus colegiados/as?

La defensa de los intereses de la profesión ante los poderes públicos.

Disponen de un código deontológico que sirve de amparo al ejercicio profesional de cara a posibles imposiciones de empleadores/as tanto del sector público como privado.

Realizan una constante actualización sobre la legislación, normativas, iniciativas y proyectos que pueden afectar a la profesión y, en particular, al servicio que prestan a usuarios/as.

Desarrollan acciones de formación específica adecuada a las circunstancias y a las necesidades detectadas por cada profesión a lo largo de toda su vida activa.

Ofrecen diferentes servicios (bolsa de empleo, seguro de responsabilidad civil, asistencia jurídica, biblioteca, publicaciones, etcétera).

Cuentan con un espacio donde compartir experiencias, conocer aspectos del futuro de la profesión, analizar tendencias.

 

¿Qué es un/a profesional?

SENTENCIA DE 11.10.2001 — ASUNTO C-267/99: Las profesiones liberales a que se refiere el anexo F, apartado 2, de la Sexta Directiva son actividades que tienen un marcado carácter intelectual, que requieren una calificación de nivel alto y que están sometidas habitualmente a una reglamentación profesional precisa y estricta. En el ejercicio de tal actividad, el factor personal es especialmente importante, y dicho ejercicio presupone, de cualquier modo, una gran autonomía en el cumplimiento de los actos profesionales.

El modelo de ejercicio profesional se sustenta en tres pilares:

  1. La independencia de criterio profesional o autonomía facultativa.
  2. La responsabilidad del/de la profesional.
  3. El control del ejercicio profesional.

 

¿Qué son los Colegios Oficiales de Criminólogos?

Son el conjunto de organizaciones profesionales formadas exclusivamente por Graduados/as en Criminología, Licenciados/as en Criminología y Diplomados superiores en criminología procedentes de otra licenciatura. Cada una de ellas cuenta con personalidad jurídica propia, y sus relaciones y organización están determinadas por la Ley 2/1974 de Colegios Profesionales,  las Leyes Autonómicas de Colegios Profesionales y por sus propios Estatutos.

A noviembre de 2017, existen cuatro Colegios Oficiales de Criminología (COC) en el territorio estatal: Comunidad Valenciana, Principado de Asturias, Cataluña, y Comunidad de Madrid.

Son muy amplios los fines y servicios que ofrecen los COC: ordenación del ejercicio de la actividad profesional, la representación exclusiva de la profesión en su ámbito territorial, la observancia de los principios jurídicos, éticos y deontológicos, la formación permanente de los/as colegiados/as, así como la defensa de los intereses profesionales y de la ciudadanía.

Entre sus actuaciones está la de ejercer aquellas funciones que las Administraciones públicas les encomienden y colaborar con éstas mediante la realización de estudios, emisión de informes, elaboración de estadísticas y otras actividades relacionadas con sus fines que puedan serles solicitadas o acuerden formular por propia iniciativa, así como informar sobre los proyectos de Ley y disposiciones de cualquier otro rango que se refieran a las condiciones del ejercicio de la profesión.